Esa noche de antro,
sin pensar siquiera buscarte,
te encontre.
Entre el bullicio de la gente,
el sonido de la musica,
y tus amigos de por medio,
TE OBSERVE A TI...

Sentado en aquella barra,
yo en la pista bailando,
sin querer vi,
directo donde tu estabas.

Nuestras miradas chocaron,
y sin pensarlo te sonrei,
a lo cual respondiste
de manera hermosa.

Estuvimos asi por un buen rato,
contemplandonos,
admirandonos,
sonriendonos...

Mantenia en ti mi mirada,
invitandote a pasar a la pista,
hasta que me di por vencida,
y a sentarme fui.

Alguien toco mi espalda,
añoraba que fueras tu,
para mi asombro, era un amigo tuyo,
el cual pidio mi numero,
a peticion tuya,
y yo gustosa, te lo envie.

El antro estaba por terminarse,
y decidiste acercarte a mi,
salimos un momento fuera de ahi,
me pediste un beso...
el cual con ternura ofreci.

Nos despedimos, y creeme,
jamas pense que te volveria a ver,
y menos tan pronto...

Llego aquella madruga
de fin de año,
y con ella, llegaste tu.

Me pediste que no te olvidara,
pero como olvidarte,
si te entregue el alma en aquel beso,
y mi cuerpo en aquella madrugada.


This entry was posted on 10:43 a. m. and is filed under . You can follow any responses to this entry through the RSS 2.0 feed. You can leave a response, or trackback from your own site.