Mi alma se derrumbo al saber la verdad,
escuchar de tus labios,
que no me quieres ya.

Que nada de mi te provoca,
ni causa sensacion alguna,
ni te incita, ni te invita,
a desearme nunca mas.

Que no esperas la noche,
para entre las sabanas acariciarme,
ni esperas el momento,
de nuestras locuras cometer.

Escabullirnos entre la cocina,
en aquel cuarto de hotel,
en el elevador,
o debajo de la mesa.

Me dices que la llama de la pasion,
simplemente se apago,
que la ahogaron los problemas,
o tanta discucion,
y que no sientes mas amor.

Un beso de mi boca,
ni quisiera te provoca,
y que en ocasiones,
sientes repulsion.

Siento volverme loca,
pues yo te entregue mi vida,
mi tiempo,
mi cuerpo,
y mi corazon.

Hoy tu me entregas tu olvido,
me pides la despedida...
Pero en tu viaje,
te llevaras la vida,
que contruimos tu y yo.


This entry was posted on 2:24 p. m. and is filed under . You can follow any responses to this entry through the RSS 2.0 feed. You can leave a response, or trackback from your own site.