Que me dio sus mejores caricias,
las mejoras horas de sexo,
y despues de eso,
me senti sucia y vacia.

Encontre una boca,
que sacio mis labios,
y los dejo secos.

Encontre un hombre,
que me entrego caricias,
y gano unos minutos de placer.

Encontre una vida,
la cual jamas quise.
Y la que un dia vivi.


This entry was posted on 3:34 p. m. and is filed under . You can follow any responses to this entry through the RSS 2.0 feed. You can leave a response, or trackback from your own site.