Y me encanta que me mimes,
que me digas lo mucho que me quieres,
que soy tu amiguis, tu ñeta,
o como mas te guste llamarme.

Me refugio en ti...
y en tus palabras verdaderas,
en tu sincera amistad...

Me refugio en ti...
y aunque en ocasiones deseo que me veas como mujer,
mas a cada momento me haces comprender,
que soy para ti tu amiga fiel.

Me refugio en ti...
y tu voz me da aliento,
tus palabras alimentan mi alma....


This entry was posted on 3:09 p. m. and is filed under . You can follow any responses to this entry through the RSS 2.0 feed. You can leave a response, or trackback from your own site.