Aun eras una nena cuando todo paso,
y cuando siento que la vida es injusta,
evoco aquel pasado,
que me lleva al momento
mas amargo de la vida.

Tu, mi nena,
habias llegado a mi mundo
lleno de sombras,
para iluminarlo con tu angelical sonrisa.

Solo tenias 6 años,
y la vida me daba contigo
una enorme lucha.

Despues de aquella recaida en cama,
debiamos hacerte varios estudios,
que nos llevarian
a un comienzo sin fin.

La peor de las noticias
nos la daban despues de aquellos resultados.
Tu, mi nena linda!! A tus 6 años!!!
El cancer invadia tu cuerpo.

Fueron muchas noches de dolor,
de lagrimas y sufrimiento,
pero sabia que tenia
hacerme fuerte por ti.

Muchas puertas fueron cerradas
a nuestro paso,
y la maldita enfermedad
poco a poco te carcomia.

Lentamente te hiba matando,
y con ello mataba
todas nuestras esperanzas.

Un dia, que al parecer estabas estable,
decidi sentarte en aquella silla de ruedas
en el jardin de la casa.

Jamas podre olvidar aquel gesto tuyo
al ver a los demas niños jugando....
Aunque no dijiste nada,
porque tus fuerzas eran pocas,
aquella lagrima que recorrio tu rostro
hubiera dicho mas que mil palabras...

Fue en ese momento...
que despues de la poca fe que me quedaba,
rogue a Dios un poco de compasion.

Te amaba tanto,
que preferia verte descansar
a ver como sufrias a diario,
atormentandote con medicamentos,
pastillas y quimioterapia,
la cual te hacia mas pequeña poco a poco...

Dios vio tu tristeza
y se apiado de ti,
dejaste un lugar vacio en mi vida,
pero nadie ocupara tu espacio
mi nena linda...
Siempre vivira tu recuerdo en mi.


This entry was posted on 2:09 p. m. and is filed under . You can follow any responses to this entry through the RSS 2.0 feed. You can leave a response, or trackback from your own site.